¿Cómo ahorrar energía con la decoración?

En la actualidad, debido al alto precio del kilovatio de energía en nuestro país y la alta contaminación, reducir el consumo de energía se ha convertido en algo básico.

Si bien existen muchas formas de reducir el consumo, una de las más desconocidas es el uso de la decoración para reducir el consumo energético. Durante este artículo te contamos cómo.

Para empezar, elige bien tu tarifa.

¿Cómo ahorrar energía con la decoración?

Antes de nada, puedes reducir el consumo al máximo pero seguir pagando mucho por ese consumo.

Por ello, además de llevar a cabo las acciones que te vamos a comentar con anterioridad, lo mejor es que realices una comparativa de tarifas de energía para ver si hay alguna que te ofrezca mejores condiciones.

Además, puede que incluso puedas beneficiarte de tarifas especiales, como las tarifas con discriminación horaria, que te ayudan a ahorrar aún más.

Otro aspecto a revisar es la potencia que tengas contratada. Puedes saber qué potencia hay en tu suministro mirando los datos de suministro en una factura de energía. Si crees que es muy alta, puedes usar una calculadora de potencia para ver si sería posible rebajarla.

Consejos para reducir el consumo energético mediante la decoración

  • Usa espejos para que la luz rebote en ellos y haga que la estancia parezca mucho más iluminada, utilizando menos iluminación artificial.
  • Instala electrodomésticos modernos y eficientes: podrás modernizar la decoración además de conseguir reducir el consumo de este tipo de aparatos. Los electrodomésticos eficientes consumen hasta un 25% menos que los tradicionales.
  • Pintar las paredes de colores claros hace que la estancia parezca más luminosa: los colores claros, como el blanco o el beige, no absorben tanta luz, por lo que la habitación parecerá más iluminada.
  • Usa cortinas finas para que dejen pasar la mayor cantidad de luz natural, pero protegiendo la temperatura interior. En invierno, puedes poner dos tipos de cortinas, unas más gruesas, que mejores el aislamiento del interior, consiguiendo que el frío no entre y el calor no se pierda.
  • Cubre las paredes que den al exterior con cuadros o estanterías llenas de libros: conseguirás aumentar el aislamiento de tu vivienda, manteniendo más estable la temperatura del interior.
  • Iluminación: Iluminar una vivienda puede suponer el 25% de la factura de electricidad, por lo que es un gran aspecto en el que ahorrar, puesto que también es parte importante de la decoración de una vivienda:
  1. Cambia las bombillas halógenas por luminarias LED: este tipo de bombillas consumen un 80% menos que las bombillas incandescentes. Si bien es cierto que este tipo de bombillas son más caras, la reducción del consumo y su gran vida útil las convierte en la mejor inversión.
  2. En caso de que las estancias sean grandes y no usemos la estancia en su totalidad, podemos crear diferentes ambientes gracias a la iluminación, así no tendremos que iluminar toda la estancia.
  3. Gracias a la iluminación inteligente podremos crear este tipo de ambientes, pero también podremos controlar aspectos como el encendido o apagado o el brillo o la intensidad de la luz, reduciendo el consumo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.