Ideas DIY para decorar tu habitación

Te damos en este post dos sencillas ideas DIY para decorar tu habitación que puedes fabricar con tus propias manos y que además son tendencia este año ¿Qué más se puede pedir?

Ideas DIY para decorar tu habitación – IDEA 1

Ideas DIY para decorar tu habitación

Las kokedama son plantas que habitan en una bola de musgo en lugar de en una maceta. Se trata de una técnica de conservación originaria de Japón con la que pueden obtenerse varios tamaños de planta. He aquí las instrucciones:

  1. Primero se vierte en un cuenco tierra normal o sustrato para bonsáis.
  2. Se mezcla bien y se añade un poco de agua hasta que se forme una masa compacta y moldeable.
  3. Se forma una bola, se deposita sobre una superficie de plástico y se hace un agujero en el centro.
  4. Añadimos nuestra planta. No hay restricciones, puede ser de cualquier variedad. La extraemos de la maceta con suavidad y la colocamos en el agujero que hemos hecho en la bola.
  5. Continuamos moldeando con las manos hasta conseguir la forma de bola. Ayúdate con el plástico para compactar la mezcla. Si se deshace se puede añadir más agua.
  6. Cubrimos todo con musgo previamente humedecido. Para esto, extendemos el musgo sobre una superficie y vamos forrando la bola de tierra. Compactamos nuevamente con la ayuda del plástico.
  7. Por último se ata bien todo con un alambre o un cordel (negro o verde, para que quede camuflado).

Una opción mucho más sencilla: hacerte con cenicero original de mesa o una maceta alargada y plantar en su interior una pequeña planta. Le darás un punto alegre a tu cuarto 😉

Ideas DIY para decorar tu habitación – IDEA 2

Ideas DIY para decorar tu habitación

Los cloud son una de las tendencias estrella del año por su toque étnico africano. Se trata de telas estampadas con cenefas o dibujos geométricos que dan la sensación de haber sido pintados a mano.

¿Por qué no plasmar esta tendencia en un modesto pero resultón cojín? No temas si no tienes máquina de coser, puedes usar pegamento.

  1. Necesitas tela en color crudo para tapizar el cojín y pintura textil de color negro. La tela tiene que tener bastante grano, como si fuera un lienzo. De hecho, pintaremos sobe ella.
  2. Pintar la cenefa/estampado sobre la tela sin cortar. Busca algún diseño de Google o da rienda suelta a tu creatividad.
  3. Una vez pintado, sigue las instrucciones de la pintura para su correcto secado. Algunas deben plancharse transcurridas 24 horas para que se fije bien y poder lavar el cojín sin sorpresas.
  4. Colocamos el relleno sobre la tela, con el estampado hacia arriba y la cortamos siguiendo la forma del cojín, dejando un poco de margen para después coser los bordes.
  5. Cerramos el cojín cosiendo o pegando los laterales.
  6. Como último detalle, se le pueden añadir unas borlas. Las puedes encontrar en cualquier mercería o puedes fabricarlas tú mismo/a. Si optas por la segunda opción, hazte con unas hebras de hilo de punto de cruz, córtalas y dóblalas por la mitad. Rodea la cabeza con otra hebra más fina y átala bien fuerte para que no se suelte. Cose la cabeza de la borla a las esquinas del cojín y…voilá!

Échale un vistazo al vídeo si te has quedado con dudas:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.